domingo, 24 de agosto de 2014

DIAS DE VIDA

Resulta curioso,  la semejanza del paso de un día, con el paso de una vida.
A los dos se les mira con ojos de esperanza, a veces con ojos incrédulos…a veces con ojos tristes.
No es en el mediodía de la vida, cuando más brillan ,  el instante en que todos les quieren y  admiran.


Incluso me atrevería a decir que llegado un momento, tanto brillo, tanta fuerza ciega más que luz aporta. Incluso y en ocasiones pueden llegar a molestar.
Es al final del día, al final del viaje cuando ambos  muestran en máximo esplendor, lo aprendido, lo experimentado, todo lo bueno que pueden ofrecer.
Es al final de ese viaje, de ese tiempo transcurrido, cuando el alma comprensiva y el corazón puro se maravillan al contemplarlos.
Es en ese final cuando la sonrisa vuelve a ser infantil, y la luz más hermosa.
Muchos pasaran por esa cercanía, sin percatarse  de que están ahí  para ellos.
Muchos los despreciaran,  maltrataran esa vida y renegarán de esos atardeceres, cegados se atreverán a pedir….. que todo acabe  pronto.
Algunos incluso les  maldecirán por brillar como brillaron……..por brillar como brillan.
Sin saberlo siquiera les envidiarán.



Tan solo unos pocos se detendrán a mirarles,  a…. admirarles,  a sucumbir con lo que muestran y a guardar en su interior lo que acaban de aprender que no es otra cosa que “escuchar y oír” “mirar y ver”, “obtener para entregar”, “olvidar para vivir”.
Después,  para bien o para mal…… Quedará solo el recuerdo.





HACEDME EL FAVOR DE SER FELICES    KARRAS.

19 comentarios:

  1. Cada amanecer es como un niño que mira el mundo; al mediodía es una jovencita después del primer beso; la tarde es el esplendor de una madre y el atardecer es la plenitud de la llegada cuando se diluye lo feo y sientes que ha merecido la pena... miras a la luna y al cerrar los ojos sólo deseas volver a ver el sol filtrarse entre los árboles o brillar en el agua.
    Tu blog es un respiro de aire fresco.

    ResponderEliminar
  2. Hola mago, solo tu podías hacer esa comparación del dia con la vida, y tienes toda la razón en todo lo que dices, muchos pasamos por ella o el sin percatarnos de la mayoría de cosas, sin saborearlas, mientras otros saborearan segundo a segundo hasta exprimirla que es lo que hay que hacer y tu lo haces:), el anochecer o noche es "nuestra noche", a la que muchos llegaran bien, con mucho amor y llenos de bonitos recuerdos y otros ni eso llevaran los pobres, y otros tantos renegados de la familia.
    Pero lo importante es como tu dices al llegar la noche dejarse llevar, oír esos sonidos, ver y aprender de ellos como hacemos contigo mago, que yo al menos siempre te tendré en mi recuerdo junto a tu hada:), menos mal que no tenias nada porque vaya lo que nos has dejado de bonito:), todas las imágenes me gustan, pero la ultima ole y ole!!
    Que tengáis una buena semana:)

    Un montón de besotes!!

    ResponderEliminar
  3. Hola mi querido amigo Karras...gracias por tan cariñosas y a la vez maravillosas palabras al comentario que me has escrito sobre la querida y admirada Asturias...yo tengo mucha familia escampada por la bellisima Asturias de montaña y de prados ...
    MUY HERMOSOS TUS PAISAJES PERO UN POCO TRISTES AUNQUE BIEN ES VERDAD QUE LA ALEGRIA QUE DA CLARIDAD A TODO LO QUE ES VIDA MAÑANA ELLO SOLO CAMBIA DE COLOR
    UN GRAN ABRAZO
    BESO
    MARINA

    ResponderEliminar
  4. Lo importante, lo que realmente se valora son los momentos que vivimos, es importante valorarlos.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Es cierto que es importante valorar los momentos que vivimos, un claro ejemplo claro es saber que uno vino aquí a leer y se va con la sensación de que fue tiempo ganado.
    Un fuerte abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  6. Siempre digo que hay valorar el momento...apreciar el pasado, y no sé si esperar el futuro.
    Preciosas palabras, bellas fotos.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Contemplar la vida, para valorar los instantes que ella nos regala, disfrutando de cada momento, grabando los recuerdos en nuestro pensamiento.

    Amigo Karras, es un disfrute cada una de tus entradas, gracias por cada una de ellas que nos regalas porque nos estás regalando: luz, vida, belleza, paz y más.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  8. Precioso,
    Me pasa algo muy curioso cuando leo tus escritos y es que visualizo lo que vas narrando y me inspira muchísimo. Por eso me gusta tanto leerlos.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  9. Karras, nos has recordado, que cada día nacemos y morimos...Ese regalo que es la vida nos toca en la ventana y todo comienza...En nosotros está vivirlo con intensidad, saborear sus paisajes, sus lecciones y emociones para que al llegar la noche sintamos el poso de la paz, del trabajo bien hecho, de la generosidad y la entrega...Tus letras nos dejan la fuerza y el amor del ocaso, todo un cúmulo de matices, que nos deslumbran, amigo..Tus fotos preciosas y sugerentes, una maravilla.
    Mi gratitud y mi abrazo grande por tu generoso buen hacer.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  10. De que sabia manera comparas el transcurso del día con el devenir de nuestros pasos por la vida, tres etapas maravillosas donde brilla la luz, solamente es necesario seguir tras ella y cuando llega la noche recrearse en su limpio destello.
    Te he leído varias veces y no encontraba las palabras, solamente he transitado por cada una de tus imágenes, las que captaron tu lente y las que perciben tu alma.

    Un gran abrazo, querido amigo, Karras.

    ResponderEliminar
  11. Cada instante es un tiempo precioso para disfrutar, todo momento es especial, sólo debemos verlo con los ojos del alma.
    Un beso, Karras

    ResponderEliminar
  12. Preciosas reflexiones amigo Karras, coincido plenamente en ese paralelismo que estableces al inicio, esa metafórica comparación entre un día y la vida, está escrito de una manera prodigiosa y no es un falso halago decirte que me encanta, mis mas gratas felicitaciones.
    Tus fotografías rayan lo sublime, lo tuyo es verdadera técnica, no sé como lo consigues, maravillosas también.
    Un abrazo con todo cariño.

    ResponderEliminar
  13. ¡ Madre mía querido Karras , me has dejado sin palabras , de verdad ... Suele pasar que los seres humanos somos los más desagradecidos de todo lo que existe , solemos no agradecer al Universo ni nuestra vida , ni lo que tenemos , ni lo que nos rodea , ni la vida de los demás , ni nada ... nos creemos que nos merecemos todo y así nos va . Se nos ha dado todo y no lo sabemos valorar y por eso nos quejamos tanto , miramos pero no vemos , oímos pero no escuchamos , tenemos maravillas a nuestro lado y no le damos importancia . No sabemos si mañana nos podrémos levantar y cuando nos levantamos no damos gracias por el nuevo día por ofrecernos la posibilidad de vivirlo con intensidad, porque podemos seguir adelante , porque podemos tocar , sentir, ... porque cuanto nos rodea nos está haciendo un regalo continuo y mágico . Ya va siendo hora de DESPERTAR del todo y de saber apreciar lo que tenemos y de alejar de nuestros corazones la envidia , el rencor , la ira ... porque mientras no sepamos mirar con los ojos del corazón y del alma , estaremos estancados y vivir seguirá siendo pura rutina y eso no es vivir conscientemente , solo es dejarnos llevar , nada más .
    Y de la fotos ¿que te voy a decir? : Pura magia y sensibilidad y un deleite para los que las miramos con esos otros ojos . GRACIAS POR SER COMO ERES . Un abrazo grande y consciente

    ResponderEliminar
  14. TUS PENSAMIENTOS, SIEMPRE TAN HERMOSOS...!
    BESOS

    ResponderEliminar
  15. me gusta leerte meterme en tus letras Recibe un abrazo enorme desde mi luna a la tuya

    ResponderEliminar
  16. El instante, eso es lo que importa.
    Soy una convencida de que todos podemos ser felices, sucede que no nos damos cuenta de ello.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  17. Hola Karrás,bonita comparación,comparación que solo puede hacer quien vive la felicidad al segundo,al minuto o en ese momento es el que una sonrisa se deja ver.Para mi, la vida y el día es un nuevo renacer lleno de esperanza e ilusión.Vivir el momento es ver pasar y sentir la vida y todo cuanto en ella acontece.

    Besos y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  18. La madurez y la experiencia nos llevan de regreso a ver el mundo con los ojos de la infancia,es cierto.Entre medias, apenas hay tiempo para mirar y menos para ver, la vida y sus tristes reclamos nos absorben todo el tiempo.
    ¡Qué importante es aprender a ver lo que tenemos delante con ojos de niño!

    Preciosa entrada amigo Karras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Tu formas parte del bosque, deja que la sombra de tus hojas refresque el camino. (no me puedo creer que lo haya dicho yo).