miércoles, 2 de diciembre de 2015

ELENA

Elena tuvo un percance al nacer que la condicionaría el resto de su vida.
Nunca más supo comunicarse con nadie,  nunca nadie supo entenderla.
Cuando tenía pocos años, alguien puso un pincel y un cartón en sus manos. 
Entonces ocurrió.
Elena comenzó a dibujar, a pintar cada hora del día. 
Dibujaba manzanas, árboles, paisajes, animales. Empezó a plasmar en un lienzo todo aquello que la habitaba. Y lo hacía de una forma que arrancaba la más oculta de las sonrisas o la más profunda de las lágrimas.
Elena se expresaba con sus pinceles con más locuacidad que un millón de lenguas.
Ese alguien que en su día la regaló su primer pincel, pensó que sería buena idea exponer sus obras.
La gente se agolpaba por ver,   lo nunca visto. Todos opinaban, todos tenían una versión de lo que veían y de la intención de la autora.
Hubo un niño que apoyó su oído en una pintura y dijo......
Mamá..........este cuadro.........respira.





Dedicado a todos los que diariamente han de luchar por mostrar  una capacidad que pugna por salir entre sus discapacidades. Dedicado a sus familias, y en especial dedicado a Ella.......a Elena.

HACEDME EL FAVOR DE SER FELICES

16 comentarios:

  1. Hola mago, uffff hoy querías hacerme llorar eh?, aunque has intentado hacerme reír y lo hemos echo, pero al ver esta bonita dedicatoria pues ya me conoces:), y mas que tocas mi punto débil, ojala se comunicase de esa forma pero ya sabes, como me gustaría enseñarle tu tierna entrada y que comprendiese lo mucho que la queréis también por aquí, poco te puedo decir ya que no te haya dicho, gracias mago por todo y ser como sois, GRACIASSSSSSSSSSSS!!

    Miles de besotes!!

    ResponderEliminar
  2. Sabes, yo siempre pensé que los descapacitados son personas de otro mundo, no se comunican del todo porque no tienen nada que decirnos, están por encima de nuestros razonamientos, y el mundo que hemos creado entro todos no les interesa, seguramente tienen razón, yo mas de una vez seria como ellos, y seguramente sería más feliz. Buen día para ti, estas sembrado entre alas y pinturas...

    ResponderEliminar
  3. Todos carecemos de capacidades según para qué, por eso no me gusta referirme con esa palabra de discapacitados a tantísimas personas que tienen otros grandes valores, que a su manera luchan y se esfuerzan y con su gran corazón aman.
    Elena es un ejemplo. Los niños saben lo que dicen y lo que sienten...
    Karras me ha encantado.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  4. Vivo con alguien así, una Elena que alumbra sombras.
    Gracias por esta entrada.

    ResponderEliminar
  5. Hola Karras un bonito homenaje para Elena , es un gesto que dice mucho de ti y de la grandeza de tu corazón , eres un buen amigo , me a gustado mucho tu entrada y la foto es preciosa , besos de Flor.

    ResponderEliminar
  6. Una historia realmente bonita y emotiva. No sé si es tu fantasía de escritor o es real, porque hay personas que dejan vida en todo lo que hacen y no sería raro que un niño pudiera percibirla... Pero adivino tu mirada sensible y tierna detrás...
    La fotografía es muy especial. Me ha atrapado. Llevo un rato mirándola y no descubro cómo has logrado conseguir semejante efecto... ¡mágico!

    Un abrazo grande, mago :)

    ResponderEliminar
  7. Karras, cada ser humano tiene una misión determinada en este mundo...Pienso que, estos seres especiales han venido a enseñarnos la grandeza del amor que llevan dentro y expresan constantemente...Elena tiene un pincel mágico, otros la facultad de unir a familias y amigos...Y así iríamos enumerando sus talentos y cualidades...Debemos profundizar en ellos, como tú lo has hecho y dejas constancia en esa mágica fotografía, que nos cautiva a todos...Elena sabe pintar un nuevo mundo, eh ahí su mensaje.
    Mi felicitación y mi abrazo de luz por tu sensibilidad, amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  8. Y con ése pincel dibuja esperanza y alegría en aquellos que la rodean, pintando de luz cada día en el seno de su familia, mirando su mundo y buscando en él siempre la misma estampa...la de aquellos que sabe que siempre están ahí junto a ella.
    Es hermoso querido amigo tu escrito. Una fotografía de vida, pero esta vez estampada en letras. Un abrazo, y otro para Elena.

    ResponderEliminar
  9. Vaya me imagino a la Piru con su pañuelillo y sin poder contener las lágrimas de la emoción.
    La verdad es que a veces aprenderiamos mucho de ellos con solo observarlos y dejandonos de tanta tonteria como tenemos, ejjeje Ah y seguro que ese cuadro respiraba de verdad
    Es una buena dedicatoria para la Prince, así la llamo yo desde el principio.
    Un abrazo torpedooooooo

    ResponderEliminar
  10. Son seres con discapacidad física pero con sentimientos y sensibilidad como toda criatura humana.
    Un bello homenaje para todos ellos.
    Un fuerte abraazo

    ResponderEliminar
  11. Puede que una persona tenga una discapacidad no obstante, tienen mucho que contribuir a nuestra sociedad.Nos dan lecciones de amor cada día y su sonrisa ilumina a su familia. Me duele que todavía hay desconocimiento, indiferencia, prejuicios; nos cuesta ver a la persona y sólo vemos la incapacidad y no sabemos como actuar. Sinceramente, si hay una discapacidad esa es el miedo.
    Has contado la historia de una artista y lo has hecho de forma sensible y hermosa como seguramente es Elena. La foto es ¡brillante!!!
    Un abrazo afectuoso

    ResponderEliminar
  12. Muchas veces los discapacitados somos nosotros, ellos son grandes en regalar amor, ternura,
    miradas, sonrisas...
    Eres grande mago, muy grande y de un corazón enorme.
    Besos mil
    Finita

    ResponderEliminar
  13. Me uno al comentrio de Musa, los discapacitados somos nosotros. Ellos nos enseñan mucho, nos dan mucho amor, cosa que mucho de nosotros no sabemos repartir.
    Un beso para ti y otro para Helena

    Un enorme beso Karras, nos vemos al año que viene.
    Gracias por todo lo que has compartidos con nosotros, cariño y muchos sueños.
    Isa

    ResponderEliminar
  14. GRANDIOSO, MUY SIGNIFICATIVO TU POST. ME TRAMA.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  15. Precioso texto mi queridísimo Karras. Tienes esa capacidad de hacer que se me erice la piel, recorres mis sentimientos de un modo natural y es la vida lo que reflejas en cada matiz. Gracias por recordarnos que todos podemos poseer una gran incapacidad ante la grandeza de los demás, aceptar y amar es la tarea pendiente.
    Ojalá no perdamos nunca ese pedacito de niño que albergamos para seguir escuchando latir la belleza... dentro de nosotros.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  16. Ojalá todos tuviésemos, o hubiésemos tenido, alguien capaz de echar un cable tan hermoso y "sencillo". (Hablo de profesionalidad en la enseñanza, de su dedicación a la hora de preparar a los ciudadanos del futuro. Hablo de igualdad de oportunidades, de atención especial, de...)

    Hermoso, tu texto.

    tD1b, Karras.

    ResponderEliminar

Tu formas parte del bosque, deja que la sombra de tus hojas refresque el camino. (no me puedo creer que lo haya dicho yo).