miércoles, 22 de mayo de 2013

LA SONRISA DEL BOSQUE


Reza el dicho “La belleza es efímera” y si a alguien se le puede achacar esta cita sin temor a equivocarse es sin duda a “La Peonia”  (Paeonia officinalis).



Las denominaciones en castellano y en latín, proceden del griego Paeon, que era el legendario médico de los dioses del Olimpo, el cual logró curar a Plutón de una mortal herida que le produjo Heracles gracias a la raíz de una planta asiática bautizada con su nombre y que hoy en día se sigue cultivando en China por sus propiedades farmaceúticas.
Son flores vivaces gracias a sus raíces tuberosas que a menudo van en ristras de varias unidades. Estas están a poca profundidad ya que se alimentan del agua y nutrientes situados en los primeros centímetros de la tierra.
Su flor es muy primitiva, tiene de 5 a 8 pétalos como mínimo que tienden a aumentar por transformación de los estambres más periféricos.  Este fenómeno (que también se da en los rosales), es habitual en las peonias cultivadas aunque también se observa en las silvestres.



Nosotros hemos paseado por este bosque todas las primaveras buscando esas sonrisas rosáceas con auténtica determinación.  Empezábamos diciendo que son de belleza efímera, y es que a las peonias silvestres les vale poco más de un roce para perder de inmediato sus pétalos.  Entre jaras color malva y helechos se asoma tímida, hermosa y delicada como si un duende te estuviera observando desde la espesura. Avanzamos con cuidado, casi con sigilo para evitar molestarla con el objetivo de la cámara el cual está al máximo de zoom respetando las distancias por ella impuestas. 



El bosque se torna mágico con su explosión de color. Las florecillas que la acompañan en su presentación parecen rendirle pleitesía.  



Entre los pinos asoman como sonrisas para el caminante que a su vez sonríe y sonríen mirlos y rabilargos, milanos y ranas en las charcas porque  de repente hemos comprendido el origen de la sonrisa de la peonia. Hubo un tiempo en que los ángeles sembraban besos en los bosques para que fueran recolectados por humanos. Y los sembraban en tal cantidad y en sitios tan diversos que con el paso del tiempo también era a menudo olvidado el sitio de la plantación.  Estos, regados con los nutrientes de las nubes asomaban alegrando  a todo el que tuviera la dicha de contemplarlos. El bosque que es bendecido por esta felicidad………..sonrie.



HACEDME EL FAVOR DE SER FELICES     KARRAS.

27 comentarios:

  1. Vaya, si parecen ser delicadas cuando las has fotografiado desde lejos, pero son muy hermosas, y ese color, me encanta. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tamara, y tendrías que verlas en directo, con ese olor a bosque. Besotes.

      Eliminar
  2. Anda, tal vez esas flores sean hadas custodias del bosque.
    Buen ojo tuviste para inmortalizarlas compi.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te voy a negar Dany que esta flor es una de mis perseguidas y que la estaba esperando. Ya veras cuando te muestre como es en otoño te quedarás con la boca abierta te lo aseguro. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Unas fotos geniales. Bien pueden ser los besos dejados por los ángeles en el bosque, aquí y allá, para disfrute de los humanos.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así me lo parecieron a mi Jorge en esa penumbra yrodeadas detanto verde, asomaban como besos. Gracias y un abrazote.

      Eliminar
  4. Hermosas fotos y muy interesante el comentario!
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Silvina intentaré seguir aprendiendo maestra. Besotes.

      Eliminar
  5. Guauuu!!! Sembrar besos! Pero que cosa más hermosa! Esto solo se le ocurre a un torpedo! Ahora mismo me voy con una cesta en cada mano y otra en la cabeza a recogerlos y repartirlos para tí, para tí, para tí, para tí...

    Es un gozada ver tus fotos a estas horas ya, que relax me dan, y además son ideales para meditar. Gracias!

    Besos cesteros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tuyas son Ion con mis mejores deseos y un besote.

      Eliminar
  6. Gracias a ti sé muchas más cosas sobre las peonias, aprender entre mirlos, milanos ..ranas.
    Tus fotos colman ya de belleza.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los grandes maestros del bosque ¿verdad André?. ¿Que más podemos pedir que escuchar sus cantos en nuestra visitas?. Abrazos.

      Eliminar
  7. Hola mago, jolín que bonito lo que has escrito mago, eso de que los ángeles sembraron los bosques de besos solo se le ocurre a un mago, que bonito de veras, yo me voy con Ion y entre las dos los recogemos todos, esta flor si la conozco ya que en casita que tenemos hay alguna y son preciosas con ese color tan bonito que tienen, pero es lo que tu dices que enseguida se le caen los pétalos, esta flor siempre me ha recordado a la del geranio no se porque pero es así:), gracias mago por hacer que gracias a ti conozcamos mejor a la Peonia y por las imágenes que son muy bonitas y como no por lo que has escrito que es de lujo:)

    Montón de besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Piru. Como le dihje a Jorge, es que tenías que haberlas visto de verdad. Era como si se asomaran traviesas hadas jugando al escondite y desafiándote a encontrarlas. Algunas solitarias como la de la primera foto se erguía orgullosa en un montículo diría que posando para la cámara, y tambien tuvimos un premio por nuestro respeto al bosque..... cinco preciosas hembras de ciervo posaron para nosotros, antes de desaparecer en dos zancadas entre los helechos. Bufff es que tenemos una suerte bárbara. Besotes de finde.

      Eliminar
  8. Vaya un paseo más sano, rico y natural que me he dado hoy por tu bosque si ya pensaba que estaba en un jardín, preciosas imágenes, amigo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ESte bosque es tuyo María, siempre eres bienvenida a él. Pasea entre estas peonias cuanto quieras seguro que te va a agradar. Besotes.

      Eliminar
  9. Hermosas fotos, te mando un beso

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que es una for tan bella como efímera pero el tiempo que dura nos muestra una belleza exquisita. Yo la conozco de verla en el Burguillo y siempre me pareció muy hermosa, luego ya con tus conocimientos y explicaciones
    me lo parece aún más.
    Bonitas fotos respetando las distancias, ejje
    un abrazo torpedo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu ya sabes que esta es la flor preferida de Mar socio y aunque a mi se me olvidase ya se encargaría ella de recordarme el respeto medido en metros jajaja. Un abrazo.

      Eliminar
  11. Entre los pinos asoman como sonrisas para los caminantes, los ángeles sembraban besos uff que formas tan bonitas de decirlo, son delicadas como tus bellas letras y tus fotos que son un lujo para los sentidos.

    El bosque que es bendecido por esta felicidad...y este tu blog es bendecido por tu magia.

    Besotes y sonrisas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y bendecido por vuestras visitas que son como preciosas nubes cargadas de agua para alimentarlo. Esas sonrisas y esos besos son creaciones vuestras querida paraiso, yo tan solo lo escribo. Peonias y besos para ti.

      Eliminar
  12. En los bosques siempre encontraremos magia y con tu pródiga inspiración y narración poética e informativa nos quedamos soñando en esos besos que dejaron los ángeles, para los visitantes de caminos y de blogs…aquí venimos a recogerlos y a rendirles pleitesía a a estas florecillas frágiles que nos sonríen tímidas y nos llenan de alegría.
    Un paseo del que salimos cosechando peonias rosáceas para sonreirle a la vida.
    Besos querido Karras., pasa un lindo viernes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que estas cunas de hadas del bosque acompañen siempre tus sueños y tu inspiración para hacérnoslos llegar querida Ceciely. Cuando veas una peonia de ahora en adelante piensa que te está sonriendo y tu debes seguir la cadena. Besotes.

      Eliminar
  13. GUAU, GUAUUUU, QUÉ BELLEZA...!!!!
    BESOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ReltiH. Ya sabes, está en el ojo de quien la mira. Besotes.

      Eliminar
  14. pero bueno, yo jamás habia oido ni visto ese bellezón de planta, me encantó!!!!
    Bs, Eclipsee.

    ResponderEliminar

Tu formas parte del bosque, deja que la sombra de tus hojas refresque el camino. (no me puedo creer que lo haya dicho yo).