domingo, 24 de febrero de 2013

NARCISOS



Volvemos a casa un domingo por la tarde cuando decidimos parar .  Molly y Filla necesitaban un  paseo en el campo antes de llegar para estirar las patitas.
Lo que vimos casi nos deja sin habla. Cientos de manchas blancas, decoraban cada palmo de terreno.  El aire tenía un aroma de primavera, de  alegría, de vida.
Las pequeñas flores que se agrupaban en pequeñas pero numerosas poblaciones, lo llenaban todo. Nuestra reacción fue unánime. ¡¡¡Halaaaaa cuantos narcisos!!!.


Se tiene constancia de que en España existe la mayor variedad de narcisos silvestres de Europa. De las aproximadas 50 especies conocidas, alrededor de 35 viven en nuestro país a los que hay que sumar también los hibridajes naturales. Estas flores podemos no saber la variedad, pero no hay pérdida en reconocer al narciso en sí, ya que una de las características es su corona tubular que crece  desde el centro de los tépalos. Aunque también existen especies que carecen de ella.  Además son hemafroditas conteniendo estambres  (órganos masculinos) y gineceo (órganos femeninos).
Las hojas nacen directamente del bulbo. Normalmente florecen muy temprano, huyendo de los calores que vendrán. Son plantas de la familia de las amarilidaceas.




Existen tantos nombres comunes entre los narcisos que podríamos llenar un importante número de páginas si pretendiéramos nominarlos. Apenas tienen usos botánicos  o medicinales. Casi siempre se han recogido con motivos ornamentales llenando los jarrones de las viviendas. Debido a su belleza eran recolectadas por vecinos y pastores para ofrecérselas a sus novias. Como normalmente nacen al término del invierno se ofrecían como sinónimo de buen tiempo. También adornaban imágenes eclesiásticas.  Hoy no es recomendable hacer esto ya que están sufriendo verdadera escasez.



Dicen los pastores que el narciso es venenoso para el ganado y es cierto que estos pasan cerca de ellos y no los comen. Si acaso algún jabalí mordisquea sus hojas.  Aunque en honor a la verdad, las cabras de mi amigo Angel (pastor de mi pueblo), por donde pasan no dejan ni uno.
Según han podido constatar nuestros botánicos en una parte de Ávila hay una especie, Narcissus  bulbocodium  del cual se chupaba el bulbo pues está dulce al parecer. Yo recomiendo lo de siempre, máximo respeto con esto que aunque sea comestible no a todo el mundo le sienta igual.
La leyenda de Narciso es de sobra conocida por todos por lo que no la voy a repetir aquí.  Solamente un par de apuntes curiosos. Existe un narciso blanco y de corona con borde amarillo cuyo apellido es Poeticus, ya os podéis imaginar lo bonito que es. Este que os presento en las fotos es el Narcissus cantabricus, que curiosamente crece más bien por el centro peninsular.



Veréis, el sitio en el que estuvimos, estaba totalmente desierto de gente. Un precioso arroyo nos hablaba con notas de piano mientras la brisa mecía las acículas de los pinos piñoneros acompañando con acordes violinísticos a su acuático amigo. Un poco más allá el picapinos se encargaba de la percusión  asomaron dos cuervos que adornaron con  tonos graves para que destacase aun más en su canto un coro de jilgueros que bebían en el hogar del pianista.
Extrañamente a toda esta dulce sinfonía los humanos la llamamos......... silencio.



HACEDME EL FAVOR DE SER FELICES    KARRAS

31 comentarios:

  1. Respuestas
    1. EStá el campo lleno Jam. Animaté. Un beso.

      Eliminar
  2. Hola Karrás: Bellísimas fotos!! Si bien por aquí no es muy común regalar narcisos, si reconozco que son muy bonitos y dan un toque de vida y alegría al lugar ;)
    Molly y Filla salieron muy bonitas rodeadas por los narcisos y el lugar y es hermoso la descripción del precioso concierto que pudieron disfrutar >.<
    Besitos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola silvia. La verdad es que yo no soy partidario de regalar narcisos silvestres ya que siempre terminamos haciendo daño al ecosistema. Para eso ya están los viveros. El caso es que en muchos hogares aún sigo viendo ramilletes en frascos marchitándose por los salones. Bueno por lo menos estos nos han dejado disfrutarlo. Un besote.

      Eliminar
  3. Me gusta más admirar la belleza de las flores, que cortalas y llevarlas a casa. Es como si las matases y encima por un capricho tonto de tener el salon más bonito.

    El silencio de los bosques es mágico, te produce quietud y serenidad, y te llegan todas las respuestas.

    Buena semana torpedo, besos florales!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo Ion. Si se ha de regalar flores que sean en maceta por favor. Afortunadamente existen sitios donde aún se puede disfrutar del silencio entre narcisos. Besotes.

      Eliminar
  4. Hola mago, gran concierto de sinfonías el que os ofrecieron tus amigos del bosque mago, tuvo que ser sublime, los narcisos son bien bonitos y el otro que dices debe ser maravilloso, a ver si otro día nos lo muestras y nos hablas de el, el entorno que describes de donde estabas bien bonito.
    A mi me pasa como a Ion, que a mala hora tienen que cortar flores para el capricho de los demás para que luego duren cuatro días los ramos.
    Muy bonitas las imágenes de los narcisos y de esas dos flores grandotas Molly y Filla que están bien guapas:), que tengas un buen inicio de semana.
    Ah!!, me alegro mucho de tenerte como compañero en Acompáñame, no me lo esperaba y me he alegrado mucho:)

    Muchos besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Piru. Pues sí, cada vez que vayas al bosque tan solo tienes que respirar profundamente y escuchar. Verás que cantidad de sonidos en los que no habías reparado. Yo de vez en cuando no tenía más remedio que romper esa magia para que Molly saliese del arroyo porque hacía mucho frío. Tengo una foto de otro narciso que aunque no es el mismo que te comento tambien es muy bonito. Si la quieres para ti te la mando por e-mail. Respecto a lo de acompañame, bueno veremos si estoy a vuestra altura que me está dando un canguiiiiiiisssss. Besotes.

      Eliminar
  5. Jeje mira que guapas han salido las dos princes, jeje
    Imagino que las fotos son de la entrada del pueblo donde estuvimos con Manolo?
    Lo del silencio si que es algo magico que ya hemos escuchado unas cuantas veces juntos y no tiene precio.
    un abrazo torpedo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es socio, es la parte conocida como "Hoyo del gamo". Un sitio el cual fuera de temporada se puede disfrutar de una soledad y una paz entrañables. Tengo una idea para esta primavera de construir un refugio para fotografiar abejarrucos. ¿Me ayudas?. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Vengo disparada después de recibir un correo de Tamara con el horario de Abril, y cual es mi sorpresa que ERES COMPAÑEROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO en Acompañameeeeeeeeeeeeeeeeeeeee, que sepas que me he alegrado un montón que eres un pedazoooooooo de LUJOOOOOOO, que vas a volvernos a todas locas con tus entradas y acercándonos a eso que tanto amas tú, a la naturaleza. A descubrir especies que jamás nos percatamos y a hacernos volar con tus letras. Jolines que guayyyyyyyyyyyy!!!!

    Me gustan los narcisos, me gustan las perritas que han salido la mar de guapassssss y sobre todo me gustas TUUUUUUUUUU. Toma ya castaña!! con todos mis respetos a Mar eh! jejeje. Un beso para ambos y bienvenidoooooo. Amelia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola compañera. La verdad es que creo que Tamara me sobrevalora pero que leches me hace mucha ilusión participar con vosotros y más dejándome libertad para realizar las entradas a mi modo. Espero no defraudaros a ninguno de los integrantes de este gran proyecto. Yo tambien te mando muchos besos y me encanta tu espontaneidad y alegría cada vez que me visitas. Beso también para las peques.

      Eliminar
  7. Què hermoso lugar y màs para disfrutarlo en domingo. La naturaleza nos regala su belleza, su sencillez y su pureza. Si lo sabemos apreciar con los ojos del alma, mejor!
    Hermosa descripciòn que enternece el alma.
    Abrazos càlidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí Genessis. Es que no comprendo las nostalgias del domingo por la tarde. Procuro disfrutar cada segundo del finde. Si no es de una forma pues de otra pero que no se me vaya lamentándome. Bienvenida una vez más a tu bosque y muchos besos.

      Eliminar
  8. Cuando salíamos los fines de semana con nuestras hijas a pasearnos por nuestros montes madrileños e incluso, los cercanos de Ávila, Segovia, Toledo y Guadalajara, al entrar en los bosques apagaba el cd de las canciones infantiles que íbamos cantando por las carreteras, y les decía a mis niñas: "suhhh, escuchad, oíd los sonidos del silencio...!"
    Al principio, decían "mamá, el silencio no se oye" "Claro que se oye, escucha el sonido de esas hojas al ser mecidas por el aire...concéntrate en oír el agua que cae por el torrente que veremos más adelante, aprecia el trino de los pájaros que te reciben con su canto...todo éso sólo se puede escuchar cuando se está completamente callado. Por eso lo llamo los sonidos del silencio..."

    Los bosques nos hablan siempre y siempre, sus sonidos nos generan energía para la vida.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como me alegro de que haya gente con mi misma opinión. Yo desde bien pequeñas las he sacado al campo y he procurado que amasen todo lo que nos rodea. Los arroyos, el crujir de las hojas, el canto de los pájaros.... Incluso un día se presentó la mayo con un nido de ratones para enseñármelo creyendo que eran perritos abandonados jajaaja. un beso

      Eliminar
  9. Uhmm, soy la leche, solo valgo pa patear el campo y rebuznar. Con razón las plantas no me hablan, si ni siquiera sé sus nombres....
    Buena información compi, ahora ya podré saludar al amigo narciso cuando lo vea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las plantas te hablan Dany claro que sí. Tan solo detente y escucha. Don Narciso es un buen conversador y da gusto sentarse un ratillo con él. Un abrazo.

      Eliminar
  10. Me alegra ver cómo disfrutas de cada momento en buena compañía y rodeado de naturaleza. Los narcisos parecen de lejos mariposas revoloteando, una maravilla. Cuánta serenidad nos transmite la madre natura amigo karras. Cada día me siento más hastiado de la vorágine que me impone la ciudad. Ver tus imágenes y sentir la pureza de tus letras son como un aire fresco que despabila mi sentido.
    Un fuerte abrazo y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Jorge, si un día la vida te da la oportunidad sal echando leches de la ciudad que nos convierte en autómatas sin alma. Ah y si te apetece alguna de mis imágenes solo tienes que tomarla amigo con mis mejores deseos. Un abrazo

      Eliminar
  11. Quedarse allí para no regresar, con los narcisos, el silencio y tus perros.
    Hermoso todo lo que compartes. Habla de tu sensibilidad.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pocas cosas hay que llenen tanto el alma ¿verdad Alicia?. Me alegro de poder compartirlo con todos vosotros. Aunque tu por las imágenes que nos regalas a veces también sabes disfrutarlo. Un besote grande.

      Eliminar

  12. Hermosa lección de botánica.
    Me gusta encontrar narcisos en los claros de los hayedos. Su fuerte color amarillo, sobresaliendo entre las pardas hojas, es todo un espectáculo.

    · un abrazo

    · CR · & · LMA ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que lo digas Ñoco. Y los que crecen cerca de los arroyos ponen una nota de color increíble. Un abrazo.

      Eliminar

  13. Hermosa lección de botánica.
    Me gusta encontrar narcisos en los claros de los hayedos. Su fuerte color amarillo, sobresaliendo entre las pardas hojas, es todo un espectáculo.

    · un abrazo

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar
  14. Pues no serán muy comestibles per veo a "Filla" relamiéndose como si se hubiese pegado un festín. Iba a hacer un comentario sobre los narcisos "bipedos" pero me voy a abstener. Eso sí, veo que por aquí arriba se te ha colado otro "cantabricus" pero éste bien rojo, ¡qué raro! ¿verdad? ;)))

    Te dejo un beso Karras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ¿verdad Vera? jaja parece que se ha dado un festín. Si mejor pasamos de los bípedos creo yo también. En cuanto al color del de arriba bueno es que llevo poco conociéndole, ya te contaré. Un besote.

      Eliminar
    2. Puedo adelantarte que es una especie en extinción... de esas que cuanto más la "miras" más te gusta.

      Te dejo un beso.

      Eliminar
  15. oyoyoy lo que me gustan a mi los narcisos, pena la orientación de mi terraza (sobra sombra y más sombra con lo cual se me dan muy mal las plantas por la crudeza del invierno encima). Y las perrillas pa comérselas, Eclipsee.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todos modos prueba con pensamientos. Son muy duros con el invierno y seguro que se te dan bien. Besos

      Eliminar

Tu formas parte del bosque, deja que la sombra de tus hojas refresque el camino. (no me puedo creer que lo haya dicho yo).