lunes, 26 de noviembre de 2012

MANUEL



Manuel era un tipo que había trabajado desde los diez años para ayudar a su familia en cualquier cosa que surgiera.
Así había sido agricultor, minero, conductor.....
Y por último se decidió a probar suerte inaugurando un bar propio con los ahorros de toda la vida.
Y le fue de maravilla. Del bar vivió toda la familia durante años y años.



Cuando Manuel ya no pudo atenderlo, Clarissa su hija mayor tomó las riendas del negocio y siguió adelante con notable éxito.
Pero el tiempo no perdona, cuando Manuel falleció algo cambio en el sistema de trabajo y empezó a no funcionar.
Todos estaban de acuerdo en que la culpa era de esta odiada crisis pero Clarissa ya tenía su propia hipótesis. Manuel fue el talismán del Bar y su falta era la causa.



Pasó un tiempo en el que todos recelaban de ella ya que se la veía enfrascada en libros de lo más extraños, sobre las pirámides, las momias, embalsamamientos etcetc También eran continuas sus escapadas nocturnas. En una de ellas, David el hermano pequeño jura que la vio entrar en el cementerio con una gran bolsa deportiva y que salió fatigada y sudorosa. Todos lo relacionaron con cosas de críos.
El caso es que tras algunos meses del fallecimiento de Manuel, y cuando nadie daba un euro por su negocio, éste empezó a subir de forma notable.
Puede que Clarissa mejorase su ojo para los negocios, puede que la gente se sintiese mejor atendida......
Clarissa siempre estuvo muy convencida de que la presencia de su padre era bastante para atraer a la clientela,  y todos sentían que parte de Él les acompañaría siempre.



HACEDME EL FAVOR DE SER FELICES       HAHAHAHAHA         KARRAS

25 comentarios:

  1. Oinnsssss torpedooooo!!! Mira que me menteteletransporto ( lo que me acabo de inventar) y te pego un susto! Vaya cuajo, el de Clarissa, le hubiese dao menos trabajo ponerlo en una esquina entero, jajajaja.

    Besotessss!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay gente para todo querida Ion jajaj. Un besote.

      Eliminar
  2. Hola mago, huy que yuyu que me da esto del señor Manuel y con la musiquita que le has puesto de Mike no te digo na, para salir corriendo y no querer saber nada de dicho bar, solo desearle que todo le vaya bien y eso, to pa ella jejeje, ya te digo si les acompañaba el hombre, sobre todo teniendo tan buena cabeza:), ya te dejo que no se yo si dormiré esta noche jejee, buen relato que nos metes el miedillo en el cuerpo:), las imágenes si que son ingeniosas, bueno mago que descanses y tengas buenos sueños:)

    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te cuento Piru, el relato por supuesto es inventado, pero el bar existe de verdad (preguntalé a Orthos) y cuando empece a tirar fotos se me iba ocurriendo no se si fue voluntario o el café estaba caducado jajajaj. Besotes mil.

      Eliminar
  3. Qué relato te has marcado amigo. De veras que en un principio mientras leía no me percaté que las imágenes llevaban grabadas parte del argumento, y ahí está buena parte del éxito de esta historia, pues el texto y las imágenes van de la mano hasta el final. Ademas tienes un gusto excelente para la música, Mike es de mis preferidos.
    Tu bosque ha quedado precioso, me gusta mucho el sendero repleto de hojarasca. Un abrazo mago.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias jorge por tus siempre amables palabras. Lo de Mike viene de lejos, verás: no se si conoces una canción de él que se llama harmonia mundi. Pues bien la guitarra española que suena me gusto tanto que me entere que quien la fabricaba aquí en España y entre toda la familia me la regalaron para mi cumple porque yo estaba loco por ese melódico sonido. De nuevo gracias por estar aquí. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Estoy convencida de la gran ayuda que nos prestan los que ya se fueron. Sólo hay que pedírselo... y luego agradecérselo.

    Te dejo un beso, Karras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que al final no es tan macabro Vera? jajaj. Me da un repelus solo de pensarlo... Un besote.

      Eliminar
  5. Bueno no cabe duda de que quiza el sr Manuel les marco el camino para un futuro. jajaaj te han faltado los boletus ajjajaja pero la verdad es que cuanto menos fue algo curioso.
    Buena musica la que elegiste hoy
    un abrazo torpedo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicén que un mago nunca rebela sus trucos. ¿A ti que te hace pensar que olvido los boletus?. Si, un mago no revela sus trucos, solo deja entrever lo que Él desea. Abrazos.

      Eliminar
  6. Vaya con Clarisa, lo tuvo más que claro!! y no se entretuvo con prejuicios de ningún tipo!!

    Seguro que pensó que Manuel estaría más contento en la estantería de su bar que allá en lo oscuro y frío del cementerio...

    Un relato grandioso!!

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que si Mascab?. Seguro que Chicho Ibañez lo comprendería ¿no crees? jajaja. Un besazo.

      Eliminar
  7. aqui vengo a tu nuevo cortijo. Decirte que el fondo es LA HOSTIA, asi de bruta pero es que es preciosa la foto.
    Decirte que el relato me ha hecho gracia pero tiene su aquel, puesto que yo también soy de la opinión que cada persona tiene su energía, y a veces los negocios no te explicas el motivo pero a unas personas les hacen ganar mucho dinero y a otros les convierten en auténticos desgraciados.
    Yo ultimamente veo el cocinero este que va a intentar sacar a flote los restaurantes, un tal Ricote, y es que la verdad hay gente que no vale para llevar un negocio ....

    bueno guapo que has tenido una gran idea el hacer otro "hijo" y que ahora mismo te coloco en mis blog preferidos.

    un beso y graciassss por ser como eres. Amelia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amelia. A mi también me pareció una foto bonita para el Blog. Es del Hayedo de Tejera Negra de este mismo Octubre. A Tamara le gusto mucho cuando le pedí que me echase un cable con el fondo. Es que soy de un torpe jajaja. Un besazo.

      Eliminar
  8. ffff, que agssssss, por favor, pero no me esperaba eso... Creo que cuando uno es negativo y piensa que las cosas irán mal, sin duda lo irán. un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te lo tomes así amiga. Es tan solo un relatito de miedo o eso he intentado inducido por las fotos. Un besazo.

      Eliminar
  9. Hola Karras!!!!
    De tu mano me llevas por este sendero hasta la puerta del bar de Manuel...pero no sé si entrar,me da una cosa que...vale porque tú me lo recomiendas que si no...!
    Un fuerte abrazo querido amigo!!
    Buena música para amenizar el paseo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga. Creeme si te digo que aparte de la historia, el bar es precioso y acogedor con un aspecto rural de lo más cautivador. Me encantaría invitarte a un café al amor de su hoguera. Besotes.

      Eliminar
  10. Uyyyyyyyyyyyyyyyyyyy, con boina y todoooooooooooo

    Vaya por Dios, lo que llegan hacer las personas con tal de sacar el negocio adelante, pero a mi me diera cosa, no sé...

    Un abrazote muy grande, mago y a todita la family.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga animate Alborada. Seguro que a Manuel le gustaría volver a ver el Bar lleno. Un secreto..... el café muy bueno, no me canso de decirlo. Besotes.

      Eliminar
  11. Por fin te encontré en este frondoso y precioso bosque, que pena que no puedo hacerme seguidora.
    Un poco macabra la idea pero todo sea por el negocio. Le daba seguridad sentir a su padre cerca o puede que a la clientela les gustaba ver la boina.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Rafaela, Muchas gracias por habermelo dicho. No se como lo he hecho pero había borrado la lista de seguidores. Madre mía que torpeza la mía en el mundillo informático. Menos mal que tengo a gente como Tamara a mi lado que me va echando una manilla que si no..... Respecto al relato, ya sabes que hay gente para la que la familia es lo primero jajajaj. Besotes Mil Rafaela y gracias por tu visita.

      Eliminar
  12. Gracias por darme a conocer tu nueva casa.
    Es grato visitarte, en este bosque de los milagros.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  13. Aun no me acostumbro a verte en esta casa!
    Pero ya iré familiarizándome con el nombre y no faltaré a tus lecturas.
    Este relato que nos traes hoy es cuanto menos inquietante.
    Quiero pensar que la cabeza de la repisa es sólo una copia, un busto como si fuera hecho por un fallero, un reconocimiento de la hija para con su padre... no quiero pensar que le cortó la cabeza y lo embalsamó para llevarlo con ella al bar, porque eso, seria escalofriante.

    En cualquier caso, me ha encantado el misterio con que lo relatas.
    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  14. Pensemos que es sólo la boina. ¡Suficiente!
    Dime la dirección de ese bar que prometo visitarlo.
    Tu nuevo lugar es tan acogedor como el anterior. Creo que todos sus habitantes se mudaron contigo.
    Cariños varios a repartir.

    ResponderEliminar

Tu formas parte del bosque, deja que la sombra de tus hojas refresque el camino. (no me puedo creer que lo haya dicho yo).